Contrato Transporte Terrestre Navarro Llima Abogados Zaragoza Arbitraje

La obligación de someterse a arbitraje en el contrato de transporte terrestre

En el ámbito de los contratos de transporte, como en cualquier tipo de contrato, pueden darse controversias entre las partes como incumplimientos o alegaciones de nulidad. Sin embargo, una diferencia significativa a tener en cuenta en el ámbito de los contratos de transporte terrestre es que existe una presunción de acuerdo de someterse a arbitraje. Es decir, que en determinadas situaciones, cuando hay un problema se presupone que los contratantes han dispuesto solucionarlo a través de la figura de arbitraje. 

Ahora bien, los negocios de transporte pocas veces son tan simples como en el caso de una única relación bilateral entre el cargador y el porteador, a menudo intervienen intermediarios o cargadores principales llegando a formar cadenas de subcontratación. 

Así cuando aparecen estas cadenas, de acuerdo con la disposición adicional 6ª de la Ley 9/2013, como mecanismo de protección para el transportista efectivo, se le permite ejecutar acción directa contra los que le hayan precedido. Y es aquí donde puede surgir un problema. 

Navarro Llima abogados, especializados en contratación mercantil resuelve la siguiente duda: ¿También existe la obligación de someterse a arbitraje en estos casos?

Contrato Transporte Terrestre Navarro Llima Abogados Zaragoza Arbitraje

¿Cuándo existe la presunción de acuerdo de sometimiento a arbitraje?

De acuerdo al artículo 38 de la ley 16/1987 de 30 de Julio de Ordenación de los Transportes Terrestres, se dará la presunción de que las partes han acordado someterse a arbitraje ante Junta Arbitral en caso de controversia cuando se cumplan estos dos requisitos: 

  • Que la cuantía de la controversia no supere los 15.000 euros. 
  • Que ninguna de las partes haya expresado su oposición al arbitraje antes de que inicie el transporte, o antes de que debiera haberse iniciado. 

Así el cumplimiento de estos requisitos significa que corresponderá a la Junta arbitral competente por territorio resolver sobre el problema de acuerdo a las normas de arbitraje. 

Contrato Transporte Terrestre Navarro Llima Abogados Zaragoza Arbitraje

¿Cuándo no existe esta presunción?

Además de cuando se incumplen los anteriores requisitos, hay otra situación en la que no se da esta presunción.

Como se ha expuesto, este mecanismo para resolver el problema está supeditado a la existencia de un contrato entre las partes entre las que exista la controversia. Por tanto la clave es que en muchas de estas ocasiones, no hay una relación contractual directa entre el titular de la acción directa y el destinatario, como pasaría en el caso de un transportista efectivo subcontratado por un primer cargador contratado y el cargador principal.

Por tanto, se ha de recordar que, si bien la acción directa sigue siendo posible y válida, no hay obligación alguna de someterse a arbitraje en caso de que el mismo no nos interese.

Reconocer estas situaciones requiere de experiencia y conocimiento del derecho, y es por ello que Navarro Llima Abogados se encarga de asesorar y acompañar a sus clientes asegurando la mejor solución al caso concreto.

 

Sin comentarios

Deje un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Al continuar navegando aceptas su uso. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies